¿Sabías que…? Acerca de las células más trascendentales de la humanidad

Autora: Dra. Triana Abel Encarnación

Los estudios dirigidos a comprender el funcionamiento de las células han brindado al mundo los avances más relevantes en materia de salud. Comprender el funcionamiento de la unidad funcional vital de los seres vivos es preciso para poder entender los mecanismos que ocasionan enfermedades. Las células de una mujer en particular fueron el hito que cambió el antes y el después en la investigación de líneas celulares. Su nombre: Henrietta Lacks.

Nacida en el seno de una familia afroamericana el 1.º de Agosto en el año 1920 en Roanoke, Virginia. En los tiempos de la segregación racial estadounidense. Treinta años más tarde, el 1 de febrero de 1951, Lacks fue al hospital Johns Hopkins a consultar una masa que refería sentir en su cuello uterino, que en evidencia se trataba de un tumor cervicouterino al cual le tomaron muestras para su evaluación (1). La paciente recibió radiación profunda para tratar el cáncer sin resultados positivos, pues se trataba de una forma avanzada de carcinoma epidermoide que se había diseminado y dejado siembras a nivel diafragmático, hepático, cardíaco e intraabdominal. Henrietta Lacks falleció el 4 de octubre de 1951.

Dentro de las muestras que fueron tomadas, un fragmento de tumor fue extraído antes de darle tratamiento contra el cáncer. Esta muestra fue tomada sin el consentimiento de la paciente (Algo frecuente en la época) y fue bautizada como HeLa (Con las dos primeras letras de su nombre y apellido) llegaron al microscopio del Doctor George Gray, el cual, sin éxitos de haber logrado cultivar células humanas in vitro, cambió su suerte debido a que las células HeLa a diferencia de las investigaciones pasadas, si podían sobrevivir in vitro y también eran capaces de reproducirse infinitamente. Un descubrimiento sorprendente para la época. En 24 horas es posible que crezca una generación completa de células HeLa. Posteriormente, en 1952, el Dr. Grey compartió las células alrededor del mundo y diferentes investigadores se dedicaron a cultivarlas (2).

Más allá de sobrevivir fuera del cuerpo humano, a través de sus células, Henrietta Lacks trascendió y contribuyó avances médicos como: El desarrollo de la vacuna contra la polio (Debido a que Jonas Salk probó la vacuna en las células HeLa). Gracias a las investigaciones realizadas por el virólogo Harald zur Hausen se logró identificar la relación existente entre el virus del papiloma humano HPV-18 y el cáncer cervical, y con esto, idear vacunas para prevenirlo. Gracias a estas células, miles de investigaciones han podido ser realizadas que han servido de apoyo para el desarrollo de la biología celular, molecular, virología y la genómica.

Aunque Henrietta Lacks nunca supo el peso de su contribución involuntaria a la ciencia, su legado es invaluable. Del igual modo, esta historia nos enseña acerca del dilema ético que envuelve la investigación en seres humanos.

Referencias bibliográficas:
1. Skloot R. The Immortal Life of Henrietta Lacks. Random House. New York
2. Curtis A. The Way of All Flesh. Documental de la British Broadcasting Corporation.

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad