Mejora la lucha contra el tabaquismo en America Latina

La Organización Panamericana de la Salud informó ayer que unos 900 millones de personas de 35 países de América, el 96% de la población, cuentan con al menos una de las seis medidas de control del tabaco recomendadas por la Organización Mundial de la Salud, un 50% más que las registradas el año 2007.

Según el Informe sobre el control del tabaco para la Región de las Américas 2022 de la Organización Panamericana de la Salud (OPS); 26 de los 35 países de la región han alcanzado el máximo nivel de aplicación de al menos una medida, pero en otras, como el aumento de los impuestos al tabaco, han avanzado con lentitud, y nueve países todavía no han adoptado ninguna medida.

“El tabaco causa casi un millón de muertes anuales en la región y es el único producto de consumo legal que mata hasta a la mitad de los que lo consumen”, afirmó el doctor Anselm Hennis, Director del Departamento de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental de la OPS. “Ante esta enorme amenaza, la respuesta debe ser igualmente agresiva. Las medidas de control funcionan y debemos avanzar más rápidamente en la aplicación de todas ellas”, afirma la OPS.

Segun indican el comunicado de la OPS "los avances en la aplicación de estas seis medidas, conocidas como MPOWER y establecidas por la OMS en 2008, han contribuido a reducir los consumidores, que pasaron de representar el 28% de la población de la región en 2000 al 16,3% en 2020, la segunda prevalencia más baja del mundo".

Además, determinan que en 2020 Sudamérica se convirtió en la primera subregión libre de humo de las Américas, es decir, donde está absolutamente prohibido fumar en lugares públicos y de trabajo cerrados y en el transporte público.

Amenaza de nuevos productos: cigarrillos electrónicos

Sin embargo, la OPS advierte que los productos de nicotina y tabaco novedosos y emergentes, como los cigarrillos electrónicos, están cada vez más disponibles y accesibles, lo que supone una amenaza para el control del tabaco.

Asimismo, alerta que la industria del tabaco emplea afirmaciones engañosas para ganar consumidores y nuevos mercados.

En ese sentido, la OPS/OMS recomienda a los gobiernos que pongan en marcha reglamentaciones para evitar que los no fumadores empiecen a consumir estos productos, impedir que el consumo de tabaco vuelva a normalizarse en la sociedad y proteger a las generaciones futuras.

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad