Las mujeres sufren más de incontinencia urinaria que los hombres

Esta pérdida involuntaria de la orina afecta tanto a mujeres como a hombres, pero se estima que tiene una prevalencia media del 24% en mujeres, aumentando al 30%-40% en edades que rondan los 50 años.

La pérdida de orina es un proceso patológico frecuente y crónico: una vez que aparece dura mucho tiempo y en muchas ocasiones empeora con el paso de los meses y años, llegando a ser, incluso, un problema de salud pública.

"Clásicamente, se asocia con la edad, puesto que a más edad más frecuencia, aunque en el caso de las mujeres se debe a que sufren condicionantes de riesgo que conllevan incontinencia urinaria", destaca el doctor José Medina Polo, urólogo de ROC Clinic.

"Hablamos de embarazos, partos vaginales, cirugías del suelo pélvico, principalmente la histerectomía o retirada del útero, obesidad y algunas enfermedades que afectan a la vejiga", explicó el especialista.

La incontinencia urinaria, por tanto, limita la autonomía personal y la autoconfianza de las mujeres, altera su autoestima y puede provocar ansiedad, estrés, aislamiento familiar o social y depresión; también, problemas en las relaciones sexuales de pareja.

¿Qué hábitos son buenos contra la pérdida de orina?

"Primero debemos contrarrestar los factores de riesgo que puedan empeorar la incontinencia urinaria, a pesar de que ya influyan la edad, el número de partos vaginales, la obesidad, el sobrepeso y también el sedentarismo", afirma el Dr. Medina Polo.

"En las fases más tempranas, la intervención de los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico, que son los que mejores resultados obtienen en esta patología, consigue solucionar casos leves y moderados", continúa.

En un segundo escalón terapéutico, también ayudan la electroestimulación a bajas dosis de la zona o la inyección de toxina botulínica en la vejiga.

Sin embargo, concluye que se es preciso instruir en reeducación vesical, teniendo micciones pautadas, frecuentes y con intención de vaciar completamente la vejiga.

Además de ejercitar la musculatura del suelo pélvico, haciendo ejercicios muy disciplinados de rehabilitación y fortalecimiento de esta zona corporal.

EFE Salud

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad