¿Es posible sufrir un infarto sin dolor de pecho?

Autora: Dra. Andreina Martínez Paulino

El infarto agudo al miocardio, o ataque cardíaco, es la muerte celular del músculo cardíaco que se produce como resultado de la obstrucción aguda de una arteria coronaria. El diagnóstico se basa en el electrocardiograma y el hallazgo de marcadores de daño cardíaco.

El primer síntoma del infarto agudo al miocardio suele ser el dolor de pecho de tipo opresivo, que suele irradiar a la espalda, la mandíbula, los brazos, los hombros o a todas estas áreas. Otros síntomas incluyen la dificultad para respirar, sudoración, náusea y/o vómito; con frecuencia se alivia temporalmente con reposo o la administración de nitroglicerina.

Aún conociendo los síntomas clásicos de presentación ¿es posible sufrir un infarto sin síntomas? La respuesta es sí. A pesar de que los síntomas pueden ser leves, alrededor del 20 % de los infartos agudos al miocardio son silenciosos, o cursan con síntomas indefinidos que el paciente no reconoce como una enfermedad, con mayor frecuencia en los pacientes diabéticos.1

Un infarto agudo al miocardio silencioso es un infarto con síntomas mínimos o nulos. Debido a esta falta de síntomas, el paciente muchas veces no es consciente de que ha sufrido un evento cardiovascular importante y puede atribuir signos aparentemente insignificantes, como fatiga o molestia leve en el pecho, a enfermedades como la gripe o la indigestión. De hecho, los síntomas que aparecen pueden ser tan leves que el paciente puede desestimarlos por completo.

A pesar de la falta de síntomas, los infartos silenciosos siguen siendo infartos y pueden tener consecuencias graves, dejando tejido cicatricial, debilitando el corazón y aumentando el riesgo de otro infarto posterior más grave. Por esta razón, es importante mencionar a su médico todos los signos potenciales, incluso los aparentemente insignificantes para usted, especialmente si tiene factores de riesgo como la diabetes. Esta enfermedad aumenta la probabilidad de desarrollar nuevos eventos coronarios. Además de que es necesario un enfoque diagnóstico y terapéutico más agresivo.

¿Entonces, si tengo diabetes puedo sufrir un infarto silencioso?

Desafortunamente la respuesta es sí. La diabetes aumenta el riesgo de desarrollar diversas condiciones de salud. Tener niveles elevados de glucosa en sangre favorece la alteración del colesterol y los triglicéridos, aumentando el riesgo de obesidad y  enfermedad cardiovascular. Además, mantener niveles excesivos de glucosa en sangre por un tiempo prolongado daña las fibras nerviosas encargadas de la transmitisión de las sensaciones dolorosas, lo que explica que eventos dolorosos como el infarto puedan pasar desapercibidos.

En conclusión, estudios han demostrado que ​​la prevalencia del infarto al miocardio silencioso en diabéticos es de aproximadamente un 23 %. Sin embargo, existe un rango muy amplio, el cual varía desde 6 % hasta 59 %.2 Así que si le han diagnosticado diabetes, es importante comprender los riesgos asociados con la enfermedad y cómo prevenir sus complicaciones.

Referencias bibliográficas:

  1. Infarto agudo de miocardio - Trastornos cardiovasculares [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. [citado el 9 de septiembre de 2022]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-cardiovasculares/enfermedad-coronaria/infarto-agudo-de-miocardio-im
  2. Pineda-De Paz DO, Pineda-De Paz MR, Lee-Tsai YL, Chang CE, Torres-Salazar LC, Barrios-Lupitou LC. Prevalencia de cardiopatía isquémica asintomática en pacientes con diabetes mellitus tipo 2. Rev Colomb Cardiol [Internet]. el 1 de marzo de 2018 [citado el 9 de septiembre de 2022];25(2):116–23. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0120563317301821

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad