Para 2030 las enfermedades cardiovasculares causarán 22 millones de muertes al año

Hoy-29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón- detallamos algunas de las herramientas que están al alcance de todos y que permiten reducir el riesgo de estas enfermedades relacionadas con el corazón.

La Federación Mundial del Corazón (WHF) agrupa a 220 sociedades y fundaciones en más de 100 países y cada año celebra en esta fecha, con el propósito de generar conciencia acerca de la importancia de las enfermedades cardiovasculares, promoviendo estrategias de prevención, control y tratamiento con el fin de disminuir la mortalidad por estas causas.

Según puntualiza la Federación Mundial del Corazón, “el Día Mundial del Corazón es una oportunidad para que todos se detengan y consideren la mejor manera de usar el corazón para la humanidad, para la naturaleza y para usted. Vencer la enfermedad cardiovascular (ECV) es algo que le importa a todo corazón que late”.

Las enfermedades cardiovasculares son responsables de una de cada tres muertes a nivel global y se estima que en el mundo fallecen unos 18 millones de personas al año. A la vez, se calcula que para el 2030 causarán 22 millones de muertes al año.

Según los datos de la 4ta Encuesta Nacional sobre Factores de Riesgo (realizada en 2018 en una muestra de 42.000 hogares), en la Argentina más del 60% de la población adulta presenta sobrepeso, más del 40% tiene hipertensión arterial y más del 30% tiene elevado el colesterol habiéndose detectado un descenso del tabaquismo del 25% en 2005 a un 22% en la actualidad.

3 herramientas al alcance de todos que permiten reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares

La Federación explica que adecuada alimentación, el ejercicio y el control de los factores de riesgo son las herramientas para mitigar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares que incluyen el infarto de miocardio y los accidentes cerebrovasculares.

Explican que la buena noticia es que controlando los factores de riesgo y con el tratamiento es posible reducir la probabilidad de padecer eventos cardiovasculares.

En la actualidad, se disponen de guías de práctica clínica que permiten abordar eficientemente la terapéutica en forma segura. Un componente vital, sin embargo, es la adherencia al tratamiento por parte de los pacientes que decae con el correr del tiempo y que representa un importante inconveniente.

Indican que los estudios muestran que la misma disminuye significativamente durante los primeros 6 meses posteriores a la prescripción (hasta un 50% de los pacientes abandonan el tratamiento durante ese período).

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad