Millones de niños y adultos con discapacidades se les niega el acceso a tecnologías de asistencia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) revelaron a través de un informe global sobre tecnología de asistencia que, casi mil millones de niños, adultos con discapacidades y personas mayores, se les niega el acceso cuando necesitan soporte con tecnología de asistencia.

El informe señala que es probable que la cantidad de personas que necesitan uno o más productos de asistencia aumente a 3,500 millones para 2050, debido al envejecimiento de la población y al aumento de la prevalencia de enfermedades no transmisibles en todo el mundo.

Además el reporte destaca la gran brecha en el acceso entre los países de bajos y altos ingresos. En ese sentido, se realizó un análisis de 35 países y se reveló que el acceso varía del 3% en las naciones más pobres al 90% en los países ricos.

La OMS advirtió en el informe que la asequibilidad es una barrera importante para el acceso y, a la vez puntualizó que alrededor de dos tercios de las personas con productos de asistencia reportaron pagos directos por ellos y, otros informaron que dependían de familiares y amigos para apoyar financieramente sus necesidades.

“Negar a las personas el acceso a estas herramientas que cambian la vida no solo es una violación de los derechos humanos, es una falta de visión económica. Hacemos un llamado a todos los países para que financien y prioricen el acceso a la tecnología de asistencia y brinden a todos la oportunidad de alcanzar su potencial”, dijo el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Por otro lado, la directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell dijo que cerca de 240 millones de niños tienen discapacidades. "Negar a los niños el derecho a los productos que necesitan para prosperar no solo perjudica a los niños individualmente, sino que priva a las familias y a sus comunidades de todo lo que podrían contribuir si se satisficieran sus necesidades", afirmó Russell.

Con el informe, tanto la OMS como UNICEF, hacen algunas recomendaciones al sector y los países de acciones concretas para mejorar el acceso, tales como: mejorar el acceso dentro de los sistemas de educación, salud y atención social; garantizar la disponibilidad y asequibilidad de los productos de apoyo y, ampliar y mejorar la capacidad de la fuerza laboral.


No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad