De cada 100 pacientes agudos hospitalizados al menos uno adquirirá infección por atención sanitaria 

Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestra que cuando se siguen la buena higiene de manos y otras prácticas, se puede prevenir el 70% de infecciones en los centros sanitarios.

La pandemia de COVID-19 y otros grandes brotes recientes de enfermedades, han puesto de manifiesto hasta qué punto los entornos de atención de la salud pueden contribuir a la propagación de infecciones, perjudicando a los pacientes, trabajadores de la salud y visitantes, si no se presta suficiente atención a la prevención y el control de infecciones (PCI).

La vista previa del primer Informe mundial sobre prevención y control de infecciones ofrecido hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que de cada 100 pacientes en hospitales de agudos, siete pacientes en países de altos ingresos y 15 pacientes en países de bajos y medianos ingresos, adquirirán al menos una infección asociada a la atención de la salud (HAI) durante su estadía en el hospital y que en promedio; 1 de cada 10 pacientes afectados morirá a causa de la atención de salud.

También revela que las personas en cuidados intensivos y los recién nacidos están particularmente en riesgo y que, aproximadamente uno de cada cuatro casos de sepsis tratados en hospitales y casi la mitad de todos los casos de sepsis con disfunción orgánica tratados en unidades de cuidados intensivos para adultos; están relacionados con la atención médica.

“La pandemia de COVID-19 ha expuesto muchos desafíos y brechas en PCI en todas las regiones y países, incluidos aquellos que tenían los programas de PCI más avanzados”, dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

La OMS detalló que, más del 24% de los pacientes afectados por sepsis asociada a la atención sanitaria y el 52,3% de los pacientes tratados en una unidad de cuidados intensivos fallecen cada año y estas muertes se duplican o triplican cuando las infecciones son resistentes a los antimicrobianos.

Por lo que la OMS con este primer reporte, hace un llamado a todos los países del mundo a que aumenten su inversión en programas de PCI, para garantizar la calidad de la atención y la seguridad de los pacientes y los trabajadores de la salud.

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad