La importancia de la Psicología en la Odontología

Actualmente, con el auge de las redes sociales, la opinión pública o la belleza, la odontología se ha visto involucrada en su totalidad con la psicología, llegando a influir en la felicidad y en la aceptación propia de los individuos si no tienen una bonita sonrisa.

La influencia psicosocial está en continuo crecimiento, los pacientes cada vez más van al dentista buscando arreglar sus dientes para verse mejor y así ser aceptados o valorados socialmente. La dentadura se ha convertido en algo imprescindible llegando a generar emociones positivas o negativas en los pacientes. Sin embargo, no todo el mundo tiene acceso al dentista, ya que vivimos en una sociedad de mucha desigualdad.

El odontólogo para ello debe estar preparado para escuchar al paciente en la consulta, tanto inquietudes como de saber la forma de ayudarlo en lo que necesita. El tener una sonrisa a la que consideramos “bella” es muy importante hoy en día, aunque muy subjetivo. La exigencia es cada vez mayor, sobre todo en celebridades, modelos y personas influyentes que están bajo los focos permanentemente.

El “boom” de la estética en la odontología crece exponencialmente, los tratamientos de diseños de sonrisa, blanqueamientos dentales o rehabilitación son los más demandados por la sociedad. Al menos 6 de cada 10 pacientes que se presentan en la consulta buscan un cambio estético porque no les gusta su sonrisa (la forma o el color de sus dientes). Es por ello, que los odontólogos nos hemos visto obligados a tener conocimiento sobre estos tipos de tratamientos, ya sea por la cantidad de demanda que hay o por el número de pacientes que se nos presentan en la consulta buscando un cambio en su apariencia dental.

Por otro lado, la psicología no solo influye en la estética dental, también en la manera de como tratamos al paciente ante situaciones de miedo-pánico al dentista o manejar relaciones médico-paciente. Es fundamental establecer una buena relación, esta es la base para que puedan aceptar el plan de tratamiento establecido por nosotros. Es importante que nos enfoquemos en tener una buena charla y hacer que el paciente se sienta en confianza y guiarlo en lo que desea.

En conclusión, no únicamente somos doctores u odontólogos, también somos psicólogos. La importancia de una buena comunicación con nuestro paciente debe ser prioridad en nuestras consultas. Estamos en una sociedad donde cada vez más exigen tratamientos estéticos y donde debemos estar actualizados sobre estos para poder ayudar a los pacientes a sentirse más confiados consigo mismos y gozar de una buena salud dental.

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad