.do

Prebióticos, probióticos y trasplante fecal

POR:
mayo 26, 2022

Autor: Walner Martínez Gómez

La microbiota intestinal es el elemento esencial del “Ecosistema Intestinal”, cuyas acciones tienen un efecto beneficioso para la salud, al participar de forma activa en los procesos de digestión de nutrientes asociado a sus mecanismos sobre la homeostasis y la inmunidad del intestino. Los probióticos y prebióticos juegan un rol decisivo en la modulación de la microbiota intestinal, y han demostrado sus beneficios para el tratamiento de distintas enfermedades intestinales y extraintestinales (1).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los probióticos como aquellos productos que contienen microorganismos vivos, los cuales, cuando se administran en la cantidad adecuada, tienen un efecto benéfico en la salud del huésped. Los prebióticos son sustancias derivadas de alimentos que no pueden ser digeridos, cuyo efecto beneficioso en el huésped está dado por su contribución al crecimiento, la actividad o ambos, de un tipo de bacterias. Los productos que contienen prebióticos y probióticos son denominados simbióticos (2).

En diversos estudios se ha demostrado que los fetos permanecen en un ambiente estéril, siempre y cuando la membrana amniótica permanezca intacta. Sin embargo, según varios estudios recientes, se han aislado bacterias simbióticas provenientes del meconio de fetos normales. Asimismo, durante el nacimiento y según la vía del parto (vaginal o cesárea), los recién nacidos adquieren bacterias por exposición a la flora vaginal y fecal materna o por microorganismos presentes en el ambiente (el parto vaginal ofrece un microbiota a desarrollarse, más rica o diversa para el nuevo ser vivo)2.

El uso de nuevas tecnologías, especialmente las relacionadas con las ciencias -ómicas (genómica, transcriptómica, proteómica, metabolómica, etc.), ha permitido desarrollar proyectos como el iniciado en 2008 por investigadores de los National Institutes of Health (NIH) de los Estados Unidos, orientados a la comprensión de la correlación entre los cambios en el microbioma, la salud, y la enfermedad en los seres humanos2.

El microbioma del adulto depende de múltiples factores, como el sexo, el índice de masa corporal, los hábitos nutricionales y la actividad física, entre otros. Actualmente, el mayor número de estudios se ha centrado en el microbiota intestinal y ha evidenciado que existen más de 200 especies y subespecies de bacterias, lo cual representa entre el 0,5 y 2 kg del peso corporal total de un individuo sano.

Como dice Gómez2, la correlación entre el microbioma y distintas enfermedades en el humano, se deriva de la pérdida de las funciones benéficas o de su alteración por la invasión de microorganismos patógenos. Las enfermedades más relacionadas con alteraciones de esta naturaleza incluyen: las enfermedades cardiovasculares, las autoinmunitarias e inflamatorias crónicas, la diabetes mellitus, la gastroenteritis, el síndrome de colon irritable, la artritis reumatoidea, las infecciones y el cáncer, y. también, modificaciones en el metabolismo de los fármacos.

En cuanto a la correlación del microbioma con el sistema inmunológico, en diversos estudios se ha planteado la relación con la autoinmunidad, las alergias y las enfermedades inflamatorias, y el tipo de gérmenes en la cavidad oral, las vías aéreas y las vías digestivas2.

Argumenta Gómez2, los microbiomas más frecuentemente asociados con neoplasias incluyen: Fusobacterium nucleatum en el cáncer de colon; Proteobacteria, Bacteroidetes y Firmicutes en el cáncer de páncreas; Fusobacterium y Helicobacter bilis en el cáncer de la vía biliar; Streptococcus spp. y Prevotella spp. en el cáncer de esófago, y Cutibacterium acnes, Mycoplasma hominis, Enterobacteriaciae, Escherichia coli, Acinetobacter spp. y Pseudomonas spp. en el cáncer de próstata.

El uso clínico más conocido de los probióticos es para prevenir complicaciones generadas por los antibióticos en los pacientes hospitalizados2.

Indicaciones de los probióticos:

• Mejora el estado de equilibrio del microbiota y

salud intestinal.

• Reduce la severidad de la diarrea aguda en la

infancia.

• Previene la diarrea asociada a antibióticos.

• Reduce los síntomas de intolerancia a la lactosa.

• Reduce los síntomas del intestino irritable.

• Estimula el sistema inmune.

• Sintetiza y mejora la biodisponibilidad de los nutrientes.

• Disminuye la presencia de eccema.

• Reduce el riesgo de cáncer de colon1.

Indicaciones de los prebióticos:

Se ha evidenciado que los prebióticos tienen efectos favorables en el estreñimiento funcional, trastornos digestivos funcionales (síndrome intestino irritable), enfermedades inflamatorias intestinales, prevención de la diarrea asociada a Clostridium difficle, tratamiento de la encefalopatía hepática, prevención del cáncer de colon, hipercolesterolemia, y absorción de calcio en el intestino delgado o el colon1.

Distintos tipos de prebióticos:

Habitualmente en la dieta humana y animales se encuentran oligosacáridos no digeribles y polisacáridos. Los principales oligosacáridos no digeribles son: Fructooligosacáridos (FOS, oligofructosa e inulina), Galacto-oligosacáridos (GOS), Transgalacto-oligosacáridos (TOS) y lactulosa1.

Microbiota intestinal y ansiedad.

Según   la   información   científica, la microbiota intestinal (MI)  puede influir en la actividad del SNC a  través  de  múltiples  mecanismos.  En  concreto,  la  MI  también  muestra  efectos  específicos  sobre  la  ansiedad. La modificación de la MI puede abordarse  a  través  de  probióticos  o  prebióticos administrados en presentaciones   farmacéuticas,   las   cuales   presentan ventajas con respecto a la suplementación  de  alimentos  como  un mejor control de las dosis, un menor rechazo por parte del paciente (no implican cambios de hábitos alimentarios) y un menor abandono precoz de los tratamientos3

Según Cepeda et al3., los microorganismos  más  habituales  con  efectos  sobre  la  ansiedad  pertenecen  a  los  géneros  Lactobacillusy Bifidobacterium,  aunque  también  algunas  especies  de  Clostridium  han  demostrado efectos positivos. Algunos  agentes  prebióticos  también  han  mostrado  efectos  positivos  sobre  la  ansiedad,  principalmente  en  animales de experimentación. Su ad-ministración, conjuntamente con probióticos o de manera individual, también  es  una  opción  terapéutica  útil.

Trasplante fecal.

El trasplante de microbiota fecal se basa en la infusión de material fecal de un sujeto sano a otro enfermo por afección específica relacionada con disbiosis del microbiota intestinal (desequilibrio del microbiota). Entre las indicaciones usadas con resultados promisorios en los últimos 20 años sobresalen la infección por Clostridium difficile4.

La materia fecal debe ser fresca, de menos de tres horas de evacuación. La congelación evita el olor de las heces. La muestra de heces debe ser diluída en solución salina fisiológica 0,9 %, es la más utilizada, aunque se ha descrito buenos resultados con agua, leche o yogur. La solución obtenida es posteriormente homogeneizada y después filtrada; puede ser usada fresca o conservada en refrigeración y almacenada por 1-8 semanas en un crioprotector. La posibilidad de disponer de bancos de heces modificaría en un futuro este procedimiento4.

Según las ventajas obtenidas se fundamentan en que es un método seguro, factible, bajo costo y viable, lo cual se manifiesta en las comunicaciones para el tratamiento de la insuficiencia renal crónica (IRCD), que logra reducir o curar el impacto negativo de dicha infección en niños y adultos; y en años recientes en menor número, en diversas afecciones digestivas intestinales y extraintestinales, intestino irritable, constipación y síndrome metabólico, entre otras4.

Ejemplos de alimentos como altas fuentes de prebióticos:

Fibra de acacia, plátano verde, garbanzo, diente de león, ajo, glucomanano (gran capacidad saciante), guisantes verdes, hummus, inulina, inulina de Achicoria, alcachofas de Jerusalén, judías negras, judías blancas, puerros, lentejas, patata, (y muchos otros alimentos que usted puede buscar como prebióticos)5.

Cuidar cada día de nuestro microbiota intestinal, es asegurar el equilibrio saludable entre cerebro e intestino, previniendo y ayudando a mejorar múltiples enfermedades crónicas no transmisibles, y cuidando de nuestra salud mental.

Referencias Bibliográficas.

  1. Castañeda Guillot C. Microbiota intestinal, probióticos y prebióticos. Enfermería investiga [Internet]. 2017 [cited 22 May 2022];(2):156-160. Available from: http://file:///C:/Users/Walner/Downloads/Dialnet-MicrobiotaIntestinalProbioticosYPrebioticos-6233760.pdf
  2. Gómez López A. Microbioma, salud y enfermedad: probióticos, prebióticos y simbióticos. Biomédica [Internet]. 2019 [cited 22 May 2022];(39):617-621. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7363347/
  3. Cepeda-Vidal V, Mondragón-Portocarrero A, Lamas A, Miranda JM, Cepeda A. Empleo de pre-bióticos y probióticos en el manejo de la ansiedad. Farmacéuticos Comunitarios. 2019 Jun 28;11(2):30-40. doi:10.5672/FC.2173-9218.(2019/Vol11).002.05
  4. Castañeda Guillot Carlos. Trasplante de microbiota fecal. Rev Cubana Pediatr  [Internet]. 2019  Sep [citado  2022  Mayo  22] ;  91( 3 ): e829. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312019000300010&lng=es.  Epub 01-Sep-2019.

Listado De Alimentos Prebióticos. La Importancia Para La Salud [Internet]. Dietaryplus | Baja de peso con salud, comiendo saludable. 2019 [cited 22 May 2022]. Available from: https://dietaryplus.es/listado-de-alimentos-prebioticos/

TEMAS:

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos enFacebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube.
Doctor graduado en medicina interna, con una especialidad en células madres con aplicaciones en infecciones, articulista y maestro de medicina.

Más Leidas

noticias del dia

Scroll to Top

Buscar