Brotes vegetales : ¿Cuál es su impacto en nuestra salud?

Autor: Redacción DiarioSalud Estudiantil

Los brotes vegetales o "sprouts" (como son conocidas en inglés) son plantas muy jóvenes que se cosechan a los pocos días de haber germinado. Estas verduras son famosas por sus beneficios para la salud. Si bien la ciencia respalda algunos de estos beneficios de comer germinados, aún queda investigación por hacer.

Todos los beneficios nutricionales y medicinales de los brotes se derivan de su impresionante contenido de vitaminas, minerales y compuestos orgánicos. Pueden contener una cantidad significativa de proteína y fibra dietética, así como vitamina K, ácido fólico, ácido pantoténico, niacina, tiamina, vitamina C, vitamina A y riboflavina. En cuanto a los minerales, contienen zinc, magnesio, hierro y calcio. Muchos de estos nutrientes componentes pueden aumentar dramáticamente a medida que el brote continúa desarrollándose. Junto con todos estos componentes, los brotes también pueden ser una rica fuente de enzimas que son esenciales para la salud.

Además, los alimentos elaborados con germinados, como el tofu germinado o la leche de soya, tienen más proteínas y menos grasas que otras formas de estos alimentos. Si bien los brotes brindan muchos beneficios nutricionales, los estudios científicos también apuntan a los siguientes beneficios potenciales para la salud al comerlos:

Podrían mejorar la digestión

Una de las mejores cosas de los brotes vegetales es que pueden contener una cantidad inusualmente alta de enzimas. Esto puede ayudar a impulsar varios procesos metabólicos y reacciones químicas dentro del cuerpo, específicamente cuando se trata de la digestión. Las enzimas son una parte importante del proceso digestivo y pueden ayudar a descomponer los alimentos de manera efectiva y pueden aumentar la absorción de nutrientes por el tracto digestivo. Además, la fibra en los brotes podría aportar a las funciones digestivas.  

La fibra también puede estimular los jugos gástricos, lo que puede ayudar a las enzimas que ya se encuentran en los brotes a descomponer los alimentos de manera efectiva y eficiente. Pueden ser una excelente manera de eliminar el estreñimiento y la diarrea. (1)

Podrían mejorar la salud del corazón

Los brotes pueden ser una gran fuente de ácidos grasos omega-3, especialmente ácido alfa-linolénico (ALA), que es un ácido graso esencial. Las dietas altas en ácidos grasos omega-3 en realidad pueden reducir los triglicéridos en la sangre y se ha demostrado que mejoran el HDL o el colesterol saludable, aunque la evidencia de esto es inconsistente. Un estudio realizado por The Center for Genetics en Washington DC, EE. UU., confirmó que los brotes tienen un alto contenido de antioxidantes y omega-3. Los ácidos grasos omega-3 también son de naturaleza antiinflamatoria, por lo que también pueden reducir el estrés en su sistema cardiovascular. El contenido de potasio de los brotes también puede ayudar a reducir la presión arterial, ya que el potasio es un vasodilatador y puede liberar la tensión en las arterias y los vasos sanguíneos. Esto aumenta la circulación y la oxigenación al tiempo que reduce la coagulación y reduce el riesgo de aterosclerosis, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. (2)

Podrían estimular el sistema inmunológico

Hay una serie de factores que pueden hacer que los brotes sean un poderoso refuerzo para el sistema inmunológico. Su contenido de vitamina C por sí solo puede convertirlo en un poderoso estimulante para que los glóbulos blancos del cuerpo combatan infecciones y enfermedades. Además, a medida que un brote continúa desarrollándose, sus cantidades de vitamina A pueden multiplicarse casi diez veces su contenido original. Esta vitamina tiene una serie de propiedades antiinflamatorias que pueden mejorar la fuerza y ​​el funcionamiento del sistema inmunitario. (3)

Podrían contribuir a tener más bajos de azúcar en la sangre

En personas con diabetes pueden encontrar que comer brotes les ayuda a controlar sus niveles de azúcar en la sangre de manera más efectiva. Los estudios sugieren que los brotes pueden reducir los niveles de glucosa en sangre. Esto puede ser el resultado de dos procesos separados: Primero, en comparación con las semillas y los granos sin germinar, los brotes vegetales tienen niveles más bajos de carbohidratos, lo que puede ayudar a controlar los niveles de insulina en la sangre. Esto se combina con la presencia de enzimas en los brotes, lo que a su vez afecta la forma en que el cuerpo descompone los carbohidratos. Sin embargo, se necesitan más estudios para definir la verdadera causa de este efecto.

Riesgos de contaminación

Los brotes se consumen con mayor frecuencia cruda o solo ligeramente cocidos. Al igual que con la mayoría de los alimentos crudos,  pueden ser un vector potencial de enfermedades transmitidas por los alimentos, como las causadas por E. coli.

Sin embargo, los brotes son incluso más vulnerables que otros tipos de alimentos. Las condiciones cálidas y húmedas que se requieren para que broten las semillas también son las condiciones perfectas para el crecimiento de bacterias peligrosas. Como resultado, la FDA ha relacionado 48 brotes individuales de enfermedades transmitidas por los alimentos con brotes crudos o ligeramente cocidos desde 1996.

Pero lo bueno es que es posible evitar el riesgo de intoxicación alimentaria tomando algunas precauciones:

  • Nunca compre ni coma brotes de textura viscosa o malolientes. 
  • Mantenga los brotes refrigerados por debajo de los 48 grados en todo momento.
  • Tenga mucho cuidado con la desinfección si intenta hacer brotes en casa.
  • Enjuague los brotes antes de su consumo.
  • Siempre lávese las manos antes de manipular los brotes.

Referencias bibliográficas:

(1) Zieliński, H., Frias, J., Piskuła, M.K. et al. Vitamin B1 and B2, dietary fiber and minerals content of Cruciferae sprouts. Eur Food Res Technol 221, 78–83 (2005). https://doi.org/10.1007/s00217-004-1119-7

(2) Simopoulos AP. Omega-3 fatty acids and antioxidants in edible wild plants. Biol Res. 2004;37(2):263-77. doi: 10.4067/s0716-97602004000200013. PMID: 15455656.

(3) Huang Z, Liu Y, Qi G, Brand D, Zheng SG. Role of Vitamin A in the Immune System. J Clin Med. 2018;7(9):258. Published 2018 Sep 6. doi:10.3390/jcm7090258

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad