Ante sospechas de paciente con sumisión química por pinchazos, ¿Cuál debería ser el protocolo de los médicos de urgencias y enfermeras?

La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) y el Consejo General de Enfermería han lanzado protocolos de actuación.

La sumisión química supone administrar fármacos o drogas a una persona para inactivarla y aprovechar para cometer un delito, como robos o de índole sexual, a través de la bebida en un descuido de la víctima o, como ahora ocurre, por pinchazos a mujeres en discotecas u otros lugares de ocio.

Según una infografía de la Sociedad Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), las señales de advertencia o indicios pueden ser amnesia parcial o total, presencia de flashback o recuerdos, el paciente tiene el recuerdo o sensación de haber mantenido relaciones sexuales o haber sido víctima de agresión y presencia de fluidos desconocidos en el cuerpo, lesiones o alteraciones en la zona genital.

Cómo actuar en los servicios de urgencias

La SEMES determina que si no se han detectado casos de sumisión química por pinchazo , ni se han encontrado presencia de sustancias habituales, el riesgo potencial es del tipo infeccioso y traumatico.

Por lo que recomienda:

Anticonceptivos de emergencia.

Profilaxis ETS (genococia, clamidia, trichicomonas y sífilis).

Profilaxis VIH

Profilaxis hepatitis B

Tomar muestra de sangre y orina

Asegurar el seguimiento clínico posterior y efectivo

Las advertencias de la enfermería

El Consejo General de Enfermería (CGE) ha puesto en alerta a los Consejos Autonómicos de Enfermería por los problemas que pueden acarrear estos pinchazos.

El presidente del CGE, Florentino Pérez Raya, afirma en un comunicado: “Estas prácticas atentan contra los derechos de la mujer, son ilícitas y, ante el auge e incremento que se está denunciando, deberían ser tipificadas específicamente por la ley”.

Así, dependiendo del estado del material que se está utilizando, la víctima podría llegar a estar expuesta a enfermedades de transmisión sanguínea como el VIH o la hepatitis.

Y considera imprescindible que si se siente uno de estos pinchazos (es como un pellizco y suele quedarse un punto rojo en la zona), se pida ayuda rápidamente comunicándolo a amigos al personal de la sala, discoteca o festival en el que se encuentre la persona.

Los médicos creen que no hay sumisión química tras los pinchazos, son agresiones

Los profesionales de urgencias y de atención primaria ven muy poco probable que la sumisión química esté detrás del goteo de pinchazos en espacios de ocio que desde hace días están denunciando chicas de toda España; son agresiones “intolerables” y, como tales, han de abordarse y tratarse en centros sanitarios.

Porque es lo primero que hay que hacer: ante la sospecha de haber recibido uno de estos picotazos, hay que acudir al médico para garantizarse una atención adecuada, coinciden varios especialistas de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) y de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFyC)

No te pierdas una noticia, suscribete gratis para recibir DiarioSalud en tu correo, siguenos en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedln, telegram y Youtube

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad